Arte Terapia con niños y adolescentes. Instituto IASE

Las razones que se argumentan para precisar la ventaja del Arte Terapia con niños y adolescentes, con respecto a terapias basadas en el intercambio verbal, se pueden sintetizar en tres temas principales: el dibujo -y el arte en general- como forma natural de expresión en el niño (1), el arte como forma no verbal de comunicación (2), el desarrollo de facultades que propicia la práctica artística (3)

1― El dibujo y el arte son una forma natural de expresión en el niño:

De manera espontánea, los niños simbolizan sus vivencias internas a través del juego y de sus dibujos, más allá de las dificultades emocionales, mentales o físicas que puedan tener (Arguile, 1992; Ulman 1992), y la intervención experta del arte terapeuta puede ayudar a desvelar y a facilitar la integración de estos contenidos simbólicos. También es un hecho constatado que la mayoría de los niños se sumergen con facilidad y con gusto en el proceso de crear (Moriya, 2000).

2― El arte como forma no-verbal de comunicación:

Las imágenes llegan allá donde la palabra no alcanza. Muchas personas, artistas o no, se han vuelto hacia el arte para expresar sus miedos y preocupaciones más profundas. El Arte Terapia, desde sus orígenes, se ha presentado como una alternativa a las psicoterapias verbales, ya que la comunicación entre el paciente y el terapeuta se da a diferentes niveles a saber:

― Hay un paralelismo entre la expresión gráfica del niño y sus vivencias internas y externas. Los terapeutas y educadores pueden explorar esa dimensión de significado. (Arguile, 1992:141)

― Una dificultad común en muchos niños y adolescentes es la de comunicar de forma verbal sus sentimientos; para ellos, el proceso artístico proporciona un medio de comunicación más espontáneo y menos problemático (Dalley, 1990:168).

― Las imágenes creadas y el proceso de hacerlas ponen de manifiesto los temas que preocupan a la persona, así como la dinámica de sus problemas El arte terapia ayuda a ver con más claridad cuáles son estas problemáticas, a la vez que propicia un medio para elaborarlas de manera no frontal y socialmente aceptado para, finalmente, comprenderlas e integrarlas (Moss, 1993)

3―Facultades que se desarrollan por medio del Arte Terapia:

Gracias a las sesiones de arte terapia, los niños y adolescentes ponen en acción habilidades y potencialidades que revierten de manera positiva en su capacidad de aprendizaje y de adaptación. Las más relevantes son:

― Capacidad de simbolizar: El proceso artístico ofrece al niño un lenguaje simbólico con el que puede contarnos su historia. Las imágenes producidas operan a un nivel metafórico a través del cual el niño va desvelando su mundo interno (Arguile, 1992:141-142). La habilidad de simbolizar, que va creciendo con la práctica artística, es esencial para los procesos cognitivos y permite la sublimación y la liberación de ansiedades (Moriya, 2000).

― Expresar y elaborar emociones difíciles: Permitir que las emociones difíciles de poner en palabras se expresen al darles una forma, por medio del arte, es una de las peculiaridades más destacadas del Arte Terapia, y donde posiblemente subyace su mayor potencial terapéutico. “El arte proporciona alivio, disfrute, juego, catarsis, salpicar y manchar con los materiales, aspectos a menudo esenciales para los niños cuyo desarrollo emocional se ha visto gravemente afectado.” (Dalley, 1987:33). No sólo abre una dimensión positiva y lúdica, sino que también permite dar forma a las emociones negativas y a contenidos psíquicos difíciles, para así transformarlos.

― Afirmación del yo: Como forma de psicoterapia, el Arte Terapia posibilita el emerger de un yo sano frente a un yo neurótico. En esta disciplina, el componente artístico y la relación terapéutica se amalgaman en esa labor de reconocimiento y afirmación del yo. Con la ayuda del terapeuta, el niño puede reconocer el valor de lo creado, y establecer puentes entre sus creaciones, su mundo psíquico y sus relaciones con el entorno. Hacer arte le permite darse cuenta de que es sensible y capaz de crear, y le ayuda a sentirse bien consigo mismo, como individuo (Pergjini, 1999).

― Desarrollo de las funciones motoras y de la atención: El uso del arte permite que el niño se relacione con las cualidades sensoriales de los materiales y ponga en acción su cuerpo para su manejo. El desarrollo de los sentidos a través del arte permite un mayor contacto y una mayor conciencia del entorno (Swenson, 1991). Moriya (2000) describe el caso de un niño con hiperactividad y retraso cognitivo, que desarrolló la capacidad de darse cuenta y de controlar sus movimientos, mejorando su comportamiento en clase. La práctica del arte proporciona al niño una ocasión para estar concentrado en una tarea que le resulta placentera e interesante.

Entradas creadas 226

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.